Saltar al contenido

TORSIÓN DE ESTÓMAGO EN PERROS SÍNTOMAS Y TRATAMIENTO

torsion gastrica en perros

El síndrome de dilatación y torsión gástrica o torsión de estómago en perros es una grave enfermedad que es necesario identificar rápidamente, si tardamos en detectarla puede terminar con la vida de nuestro compañero. Es una urgencia y, como tal, requiere acudir rápidamente a un centro veterinario, no existen remedios caseros para solucionarla.

Torsión de estómago en perros – Cómo detectarla y prevenirla

La Torsión de estómago, aunque afecta sobre todo a razas grandes, también afecta a razas pequeñas, por lo que es muy conveniente que todos los que tenemos perros sepamos reconocer los signos y síntomas que nos harán sospechar de este proceso, así como las medidas que podemos adoptar para tratar de prevenir que se produzca la dilatación y posterior torsión de estómago en nuestros amigos los perros.

¿Qué es la torsión de estómago en perros?

El síndrome de dilatación y torsión de estómago es una enfermedad aguda que afecta fundamentalmente a razas de perros gigantes (tipo gran danés o dogo argentino) y grandes (tipo setter irlandés o pastor alemán), pero que en menor medida puede afectar a todas las razas independientemente de su tamaño.

En esta enfermedad lo que se produce es la dilatación del estómago, generalmente por gases y líquidos que se acumulan en el estómago produciendo la distensión progresiva del órgano, que en ocasiones termina en la torsión de estómago. El estómago gira sobre sí mismo impidiendo la salida de su contenido por su vía normal hacia el intestino, o por vía ascendente hacia el esófago y la boca (vómito). Los alimentos y el líquido retenido fermentan y producen gases difíciles o imposibles de eliminar, que aumentando progresivamente la distensión gástrica.

La Torsión de estómago es una urgencia veterinaria, pues cuanto más tiempo pasa, la situación se agrava y el pronóstico empeora, siendo más difícil la curación de la enfermedad. Diagnosticada y tratada precozmente se soluciona en la mayoría de los casos, estableciéndose su mortalidad entre un 15 y 20 % de loa casos, cifra  nada despreciable.

 Torsión de estómago en perros factores de riesgo

Las causas de la torsión gástrica en perros no están claras, pero se conocen factores de riesgo ligados a la enfermedad:

La Raza influye mucho, ya que las razas de perros gigantes y grades son más propensas a sufrir torsión de  estómago.

Pero además, influyen:

  • Laxitud (debilidad) delos ligamentos que sujetan el estómago (fundamentalmente los ligamentos gastroduodenal y hepatogástrico).
  • Edad: Más frecuente en perros de más de 5 años.
  • Herencia: Los perros que tienen antecedente familiares de la enfermedad tienen más posibilidades de padecerla. Componente familiar de la enfermedad.
  • Dieta y hábitos alimenticios del perro: Los perros de razas grandes y gigantes, que se alimentan de pienso (balanceado o croquetas) tienen más tendencia a sufrir torsión de estómago. Sin embargo los que se alimentan de comida casera para perros, tienen menores posibilidades de sufrirla. Los alimentos que sufren una mayor fermentación en el estómago son los que producirán los gases que contribuirán significativamente en la dilatación y posterior torsión de estómago. Disminuirlos en la dieta y sobre todo no abusar de ellos es importante, pero es más importante la forma de comer del perro, ingerir mucha cantidad y con mucha rapidez puede ser un factor determinante para la aparición de la enfermedad.
  • El stress: Un perro estresado, nervioso, es posible que lo manifieste a la hora de comer, ingiriendo el alimento con gran ansiedad y rapidez, que como acabamos de mencionar es perjudicial para esta situación.

Aunque estas causas influyen en la aparición de la torsión de estómago todavía no está claro porque se produce esta dolencia. Perros de la misma raza, peso y con los mismo hábitos alimenticios y ambiente similar, en unos casos desarrollan la enfermedad y en otros no.

Torsión de estómago en perros Sintomas y Signos

Como sé si mi perro tiene dilatación gástrica: El perro no nos puede contar qué le está pasando, pero con su comportamiento y una serie de manifestaciones que observaremos claramente, nos estará indicando que algo no va bien y podremos sospechar de una posible torsión de estómago.

La exagerada dilatación del estómago provoca que la sangre no circule normalmente por muchos   vasos sanguíneos importantes de la zona, comprimiendo y alterando también el correcto funcionamiento de los órganos que rodean al estómago. Todo esto produce un gran dolor abdominal en el perro.

La hinchazón abdominal del perro se nota muchas veces a simple vista, si no es así o nos pasa desapercibido, los signos  o síntomas más frecuente que nos alertarán del estado del perro son:

  • El perro está intranquilo, inquieto, ansioso y a veces excitado.
  • Se mira constantemente al abdomen o fija su mirada en el suelo.
  • Intenta vomitar y no puede, o solo expulsa saliva.
  • Puede tener dificultad respiratoria debido a la compresión.
  • La zona abdominal está inflamada y le duele.
  • Al golpear la zona con los dedos su abdomen suena como un tambor debido a los gases que contiene su estómago.

Insisto en que es una situación grave que requiere actuar con rapidez y buscar cuanto antes ayuda veterinaria.

mi perro se rasca mucho

Torsión de estómago. Prevención

Aunque no está nada claro por qué se produce la torsión de estómago en perros, sí que conocemos factores que influyen o la pueden desencadenar, si actuamos e intentamos corregir estos factores estaremos ejerciendo una labor de prevención.

Es importante controlar la ansiedad en la comida, debido a la relación que existe entre la dilatación del estómago y la velocidad con la que el perro come. Procurar que esté tranquilo cuando lo vamos a alimentar, sobre todo las razas más grandes y golotonas, como pueden ser el gran danés, boyero de berna

Existen comederos y dosificadores que impiden que el perro pueda engullir rápidamente todo el alimento.

En los comederos grandes, que son los que se utilizan para los perros de gran tamaño, que a su vez son los más proclives a padecer torsión de estómago,  colocar una bola de petanca conseguirá que el animal coma más despacio, al tener que desplazar el peso de la bola para alimentarse.

Es conveniente que el perro no haga ejercicio intenso justo después de la  comida, pues tendrá más sed, y la ingesta de una mayor cantidad de agua puede ayudar a provocar la dilatación.

Repartir su dieta en tres tomas evitará en cierta medida los atracones.

Torsión de estómago Tratamiento

Qué hacer si mi perro tiene una torsión de estómago. Llévalo inmediatamente al veterinario, porque cada momento cuenta.

Una vez alli, el tratamiento consiste en descomprimir, sacar todo el aire y el alimento del estómago, y luego puede ser necesaria una intervención quirúrjica de urgencia para recolocar el estómago torsionado. Seguidamente se fija el estómago a la pared de abdomen, para que en el futuro, aunque vuelva a dilatarse, no se produzca la torsión de estómago en el perro.

Es una intervención larga y no exenta de riesgo, pero no hay otra solución para que el perro  se recupere con garantía y vuelva a su vida normal.

La torsión de estómago en perros síntomas y tratamiento. -Si te ha parecido útil, comparte este articulo en tus redes sociales y cuéntanos tus dudas o experiencias sobre este tema, en los comentarios!. ?

También puedes leer