Saltar al contenido
HermanoPerro

Los perros de diseño, una nueva moda que da buenos resultados

perros de diseño diseñador

Los perros de diseño, una nueva moda que da buenos resultados.

Seguro que has oído hablar del caniche, el pastor alemán o el bulldog, pero ¿sabías que existe una nueva tendencia entre los amantes de los perros? Se trata de los nuevos perros híbridos de diseñador. ¿En qué consiste esta nueva moda?

Qué son los perros de diseño y para qué se han criado

Se trata de crear un perro que aúna las características de dos razas complementarias, a fin de reunir las virtudes de dos perros en una sola nueva raza. Es decir, estos perros no son propiamente mestizos, sino que son cruces de dos perros de raza, para obtener una tercera raza perfecta para sus dueños.

Por ejemplo, puede combinarse un perro muy afectuoso y de gran tamaño, con otro perro de menor tamaño, para obtener una tercera raza híbrida muy afectuosa pero no tan grande como el perro inicial. Por esta forma de criar se les ha venido a llamar “perros de diseñador” o “designer’s dogs”, ya que han logrado perros con cualidades y aspecto muy específicos.

Perros de diseñador
Pomsky, un nuevo perro de diseñador.

El Pomsky y el Labradoodle, las nuevas razas de moda

Uno de estos perros de nueva creación es el Pomsky. Se trata de un cruce entre el Husky siberiano y el Pomerania. Del Husky se valoraba su personalidad dócil y sociable, así como su precioso manto bicolor, que combina blanco con tonalidades gris, negras o rojizas, formando unas características manchas y antifaz en la cara. Además, los Huskys tienen esos increíbles ojos azules, que muy pocos perros poseen.

Su única pega, es que para vivir en ciudades, son una raza de gran tamaño, que requiere bastante espacio para poder correr, y que ingiere una considerable cantidad de comida a causa de su peso. Para enmendar este pequeño defecto, si es que puede considerarse eso un defecto, se le ha cruzado con el Pomerania, otro perro de tipo nórdico y pelo largo pero de tamaño toy, ya que algunos no superan los 5 kilos.

Así, el nuevo perro de diseño que se obtuvo ha sido el perro Pomsky, una raza sensiblemente más pequeña que un Husky, ya que pesa tan solo de 6 a 12 kilos, pero que conserva la increíble belleza nórdica de los Siberianos, así como sus inconfundibles ojos azules.

perros de diseñador
Labradoodle, mitad labrador retriever, mitad caniche.

Otro ejemplo que está arrasando en los países sajones es el Labradoodle, un perro que combina el carácter afable del Labrador Retriever, con una talla más reducida y ligera, así como un precioso pelo ondulado, heredado de su padre, el caniche o poodle. (De ahí su nombre, -labra por el Labrador, y -doodle por el Poodle).

El labradoodle es además un perro extremadamente inteligente, herencia de los caniches, y es ideal para convivir con niños, ya que ha heredado del Labrador su extrema paciencia y sus ganas de jugar.