Saltar al contenido
HermanoPerro

FILA BRASILEIRO Características, Fotos y Video

fila brasilero

Fila brasileiro caracteristicas. -El perro fila brasileiro es la única raza de perros reconocida como raza originaria de Brasil. La Federacion Cinológica Internacional  clasifica perro fila en el grupo 2 – perros tipo pinscher y schnauzer – molosoides – perros tipo montaña y boyeros suizos. Sección molosoides, subsección dogo. Estándar F.C.I. Nº 225.

El perro Fila brasileiro

Una de las peculiares características del fila brasileiro es su forma de caminar, que se asemeja a la de los felinos. Desplaza los dos miembros del mismo lado a la vez (paso de camello), primero mueve simultáneamente las patas de un lado y luego las del otro lado, lo que se traduce en un balanceo (rebolado en portugués) del tórax y la grupa (ancas), tan característico en el fila brasileiro.

Videos de perro fila brasileiro:

Videos de fila brasilero cachorros:

Fila brasileiro origen

El fila brasileiro no es un perro creado por el hombre sino que la raza fue evolucionando progresivamente para satisfacer las necesidades de los primeros colonizadores de Brasil, que necesitaban un perro fuerte, enérgico y valiente. Los colonos necesitaban un perro que les ayudará en las diversa tareas de su día a día, la caza, el cuidado del ganado, la custodia de sus bienes y, además, un fiel compañero, todo esto se lo proporcionó el fila brasileiro.

Los orígenes precisos de estos primero filas son desconocidos, aunque la opinión más generalizada  es que en el principio de la raza intervienen básicamente tres razas, los mastiff ingleses, los antiguos bulldogs y los bloodhound.

Los primeros bulldogs fueron llevados a Brasil en el siglo XVII por los holandeses, que los utilizaban para las peleas de perros. El mastiff inglés comparte con el fila brasileiro,  los colores de su manto y la máscara negra de su cara, así como la forma grande y fuerte de su cabeza. Los bloodhound (perros de San Humberto), fueron llevados a Brasil en el siglo XIX, esta raza canina tiene su origen en las la región de las Ardenas en Bélgica. Es una raza de sabuesos que la F.C.I. califica en el grupo 6, que se caracteriza, entre otras cosas, por su finísimo olfato, sentido que el fila brasileiro heredó de su antepasado y, que como en el caso del perro de San Humberto, hizo que se utilizara como perro policía en funciones de rastreo. También comparten otras muchas características, como los labios superiores colgantes.

El primer estándar oficial de la raza data de 1968. En ese momento se catalogaba al fila brasileiro como raza de trabajo. Ese mismo año la F.C.I. reconoció la raza fila brasileiro. El estándar actual está en vigor desde 1994.

Fila brasileiro comportamiento

“Fiel como un Fila”, este popular dicho brasileiro ya nos indica una característica fundamental del fila brasileiro, su fidelidad. Todos los perros son, normalmente, fieles a sus amos, pero la lealtad, la devoción, el amor que el fila brasileiro siente por su dueño es difícilmente igualable.

El fila es un perro dócil, obediente, cariñoso, que gusta de la compañía de su propietario y de su familia. Amable, cariñoso, protector y tolerante con los más pequeños de la casa.

El fila brasileiro obedece siempre a su amo y desea estar continuamente en su compañía, tiene un carácter tranquilo, reposado y gran confianza en sí mismo, es un perro audaz, valiente y con gran determinación.

Por el contrario el fila brasileiro es muy desconfiado con los extraños, incluso con miembros de la familia con los que no ha tenido el conocimiento y contacto adecuado. Tiende siempre a proteger a su dueño y tolera mal la presencia de extraños o poco conocidos, sean amigos del dueño o vecinos, sin diferenciar en edad o tamaño, si no lo conoce lo enfila.

Esta característica de desconfianza e incluso agresividad hacia los desconocidos, determina la importancia de una educación y socialización temprana, aunque es difícil que esta actitud se elimine completamente de su carácter, forma parte de sus genes y de su temperamento.

Su entrena miento debe basarse en cuatro pilares básico: – Compañía – disciplina – rutina – ejercicio.

  • Compañía: El fila brasileiro no tolera bien la soledad, a la hora de comenzar su adiestramiento desde muy joven, no conveniente dejarlo solo durante mucho tiempo, menos aún encerrarlo en un cuarto o mantenerlo atado. Demanda constantemente la compañía de su dueño.
  • Disciplina: Es un perro obediente, inteligente y leal, cualidades que facilitan su adiestramiento per parte de su propietario, pero se debe ser enérgico y firmen en las órdenes que se le impartan, debe entender quien lleva las riendas y evitar que imponga su carácter dominante. Utilizar siempre una actitud positiva, premiando sus avances, evitando los gritos y, por supuesto, nunca le pegues, no te lo perdonará.
  • Rutina: El cumplir unos horarios en su adiestramiento acelerará su proceso de aprendizaje, su disposición e inteligencia asociará rápidamente los horarios de su entrenamiento.
  • Ejercicio: Ayudará a calmar su ímpetu y vitalidad. Siempre es fundamental en las razas de perros grandes.

En resumen, desde el principio hay que tener mucha paciencia, dedicándole tiempo y prestándole mucha atención. Enseñarle a no atacar a desconocidos, sean personas o animales. Su adiestramiento ha de ser firme y enérgico.

fila brasilero fotos

 Perro Fila brasilero características

  • La altura del fila brasileiro entre los 65 y 75 cm de los machos y los 60 y 70 cm de las hembras.
  • Peso del fila brasileiro: mínimo de 40 kg para las hembras y de 50kg para los machos.

El perro fila es grande, poderoso, armonioso y bien proporcionado. Las hembras se distinguen bien de los macho, aparte de tener un tamaño un poco menor, se percibe su condición femenina.

Una característica de la raza fila brasileiro, poco común en perros de razas grades, es su gran agilidad y flexibilidad.

Ya hemos comentado su peculiar forma de caminar, el paso de camello, que le confiere un trote ligero y armonioso, con poderosas y amplias zancadas. Su carrera es ágil y rápida para un animal de su tamaño.

Su cabeza es grande, maciza y bien proporcionada, su hocico es fuerte y ancho, más corto que el cráneo. Trufa de color negro, con amplias ventanas nasales. El labio superior, grueso y colgante, cubre al inferior. Sus dientes son anchos, fuertes y blancos. Articulación mandibular en forma de tijera o en pinza. Ojos grandes, almendrados y bien separados, de color en consonancia con su pelaje, con tonos que van del castaño al amarillo. Orejas colgantes, grandes y gruesas, en forma de uve. Cuello fuerte y musculoso. El tronco es robusto y alto, el tórax más largo que el abdomen. La altura a la cruz es ligeramente más baja que la grupa, que  es ancha y larga, terminando en una ligera curva. Pecho amplio, con costillas bien arqueadas. Sus extremidades son rectas y fuertes. El manto está formado por pelo suave, corto y denso.

En el estándar de la raza se admiten todos los colores sólidos menos los que descalifican (blanco y gris ratón, con manchas o moteados), pueden ser atigrados sobre fondo uniforme o mostrar franjas de distinta intensidad. Su piel suelta por todo el cuerpo, que forma en el cuello pliegues pronunciados, que pueden extenderse por tórax y abdomen, es una de las características importantes de la raza.

Fila brasilero cuidados

La raza fila brasileiro no requiere cuidados específicos, sino los habituales a cualquier raza de perros grandes. Lo mismo ocurre con sus enfermedades, que son las habituales de otras razas, a tener en cuenta la posibilidad de padecer displasia de cadera o torsión gástrica, enfermedades relativamente frecuentes en razas grandes.

La torsión de estómago, aunque puede afectar a todas las razas, es más frecuente en las razas gigantes y grandes, como es el caso del fila brasileño. Es debida a una dilatación del estómago que gira sobre su eje impidiendo que el estómago se vacíe correctamente hacia el intestino, e imposibilitando igualmente  que el perro pueda vomitar. Es una enfermedad grave, una urgencia veterinaria que es necesario solucionar con rapidez si no queremos que nuestro perro fallezca.

La mejor manera de prevenirla es controlando la alimentación del animal, pues aunque no están claras las causas que la producen, sí que sabemos que puede ser causada o favorecida por comidas copiosa ingeridas con mucha rapidez. Repartiendo la dieta del perro en varias tomas al día, preocupándonos de alimentarlo cuando esté tranquilo y  no someterlo a ejercicio intenso después de las comidas, son algunas de las cosas que podemos hacer para tratar de evitar esta dolorosa y grave enfermedad a nuestro perro. El tratamiento de la torsión gástrica es quirúrgico, previo vaciamiento del estómago del animal.

La displasia de cadera es una enfermedad hereditaria pero no congénita ( no se presenta en el periodo de gestación, en el interior del útero materno), no se manifiesta en el momento del nacimiento, si no que aparece durante el crecimiento del cachorro, habitualmente a partir de los 4-5 meses de edad. Es frecuente en las razas grandes, afectando entre un 15 y un 20 % de los individuos. Es necesario un factor genético (hereditario) para que se desarrolle la enfermedad, pero este factor no es único, también intervienen factores ambientales, como alteraciones hormonales, sobre peso, alimentación inadecuada, exceso de ejercicio (sobre todo en individuos jóvenes). Consiste en la anormal congruencia de los huesos de la cadera del perro, el acetábulo de la pelvis y la cabeza del fémur. Existen distintos grados que determinarán su gravedad.

Los primeros síntomas pueden aparecer a partir del 5º mes, consisten en: cojera que aumenta con el ejercicio, dificultad para ponerse en pié, rigidez matutina, atrofia muscular, dolor a la palpación, etc. La mejor manera de prevenirla es solicitar un certificado oficial de los padres y abuelos que indiquen que no han padecido la enfermedad. Aunque no garantiza al 100 % que no vaya a sufrirla, reducimos considerablemente los riesgos. Es importante no exigirle demasiado al cachorro a la hora de ejercitarle y evitar el sobrepeso durante el crecimiento.

Su tratamiento será conservador o quirúrgico en dependencia de la gravedad. El tratamiento conservado consiste en la administración de analgésicos y antiinflamatorios en las épocas de más dolor, tratar de que el perro esté delgado y no someterle a ejercicio excesivo. También se pueden administrar condroprotectores. El tratamiento quirúrgico contempla varias posibilidades, pero esto son ya palabras mayores.

Por lo demás los cuidados que necesita el fila brasilero son los habituales en cualquier perro, mantener una higiene adecuada, una alimentación correcta, cepillarlo y bañarlo periódicamente y tratarlo con respeto y cariño.

Resumiendo, el fila brasileiro es un gran  perro, fiel, leal y cariñoso que odia disgustar a su dueño:

  • Amante   de su familia, incluyendo a los más pequeños de la casa.
  • Excelente guardián y defensor de los suyos hasta las últimas consecuencias.
  • Necesita amplitud de espacios, no es un perro adecuado para un apartamento.
  • Muy desconfiado e incluso agresivo con los extraños o poco conocidos, aunque sean de la familia, hay que tener cuidado por los invitados.
  • El fila brasilero demanda compañía y detesta la soledad, es importante esta consideración antes de plantearnos tener un fila. Además también hay que dedicarle bastante tiempo para su educación.
  • No es aconsejable que el fila brasileiro sea el primer perro en tu vida
  • En España figura en la lista de perros peligrosos desde 2002, conviene enterarse bien de los requisitos y otras cuestiones legales.

 

También te puede interesar:

Gran danés

– ‎Boyero de Berna