Saltar al contenido
HermanoPerro

EHRLICHIOSIS CANINA SINTOMAS Y TRATAMIENTO

ehrlichiosis canina

La Ehrlichiosis Canina (también conocida como Pancitopenia Tropical Canina) es una grave enfermedad infecciosa canina causada, principalmente, por una bacteria intracelular transmitida por las garrapatas y que se extiende por todo el mundo, sobre todo en países tropicales y subtropicales, sobre todo en zonas rurales donde haya ganado o animales salvajes. Afecta a los perros principalmente pero también puede afectar a gatos y a los humanos.

Ehrlichiosis Canina síntomas y tratamiento

La Ehrlichosis canina es producida por la bacteria Ehrlichia Canis (E. Canis). No es la única Ehrlichia que puede afectar a los perros, pero las otras parientes de la E. Canis, pertenecientes todas ellas a la familia de las ricketsias, producen cuadros más benignos.

¿Como se contagia la ehrlichiosis? Por medio de la picadura de las garrapatas, unos parásitos emparentados con los ácaros de la sarna. Cuando las garrapatas extrae la sangre de un perro infectado adquiere la Ehrlichia Canis en estado de larva o de ninfa y la transmite a otro perro, en forma de ninfa o en estado ya adulto, por medio de la saliva de dicha garrapata. Es decir, la garrapata chupa la sangre de un perro (lobo, zorro o coyote) infestado, adquiere la E. Canis que se encuentra en la sangre del animal, y cuando acude a otro perro para seguir alimentándose, al picarle, le transmite la bacteria por su saliva.

El periodo de incuvación es de 2 o 3 semanas y la aparición de los primeros síntomas comienzan a aparecer es muy variable, pues depende de otras causas que influyen y que posteriormente veremos.

Ehrlichiosis Canina Síntomas

Los síntomas de la Ehrlichiosis Canina, las manifestaciones clínicas de esta enfermedad, no son fáciles de identificar porque muchas veces se mezclan con otros síntomas producidos por procesos que se pueden desarrollar a la vez que la Ehrlichiosis canina (también conocida como la enfermedad de las garrapatas).

Las garrapatas pueden inocular al mismo tiempo distintas enfermedades como Babesiosis, Borreliosis, Leishmaniasis o hepatozoonosis. Esto no es infrecuente, pues la garrapata, si ha tomado la sangre de un perro infectado por varios de los patógenos que causan las enfermedades citadas, podrán transmitir estas enfermedades al perro que vuelvan a «picar». Esto hace que aparezcan síntomas mezclados de distintas patologías.

También influirá en la aparición de los primeros síntomas el estado anterior del perro antes de ser infectado por la E. Canis, si el animal está debilitado o inmunodeprimido los síntomas pueden aparecer con más virulencia. Del mismo modo puede suceder en perros ancianos o enfermos.

El periodo de incuvación es de 2 o 3 semanas y la aparición de los primeros síntomas comienzan  es muy variable, pues depende de otras causas que influyen y que posteriormente veremos.

Después de ser infectado el perro los primeros síntomas suelen aparecer pasadas varias semanas (de 4 a 6 e incluso más). Aparece la fase aguda de la enfermedad, y estos son los síntomas más habituales:

  • Fiebre intermitente
  • Falta de apetito y pérdida de peso
  • Secreciones en ojos y nariz
  • Letargo y depresión
  • Equimosis por la piel del perro (ver foto a continuación) e incluso sangrado. Se producen porque la E. Canis ataca las células sanguíneas, y entre ellas las plaquetas, importantes en la coagulación saguínea.
  • Hemorragias nasales.
  • Disnea (dificultad para respirar)
  • Aumento del tamaño de los ganglios
  • Edemas (acumulación de líquidos)

Con el tratamiento oportuno estos síntomas pueden desaparecer en una o dos semanas, pero si la E.canis llega a las meninges (que son las membranas que recubren el sistema nervioso central) aparecerán síntomas neurológicos, como:

  • parestesias e hiperestesias (alteración de la percepción y sensación de hormigueo en el cuerpo)
  • descoordinación de movimientos,
  • cojera
  • y otras alteraciones nerviosas, pudiendo desarrollarse una meningitis.

Si la enfermedad se cronifica, las hemorragias descritas anteriormente aumentan, apareciendo otros problemas hematológicos, como hemorragias pulmonares, hemorragias en la retina, sangrado por la nariz, trastornos abdominales, anemia, aumento de tamaño de bazo e hígado. La perdida de peso se acentúa, se produce incontinencia urinaria y fallo renal, y el perro puede fallecer.

ehrlichiosis canina El veterinario puede realizar un análisis de sangre a tu perro, donde se observarán alteraciones como la anemia y la falta de plaquetas. Puedes leer información detallada sobre anemia en perros. Además, mediante la realización de una serología se puede detectarse la presencia de anticuerpos de la Ehrlichia Canis en  la sangre del animal.

 Ehrlichiosis Canina ¿cómo se contagia a los perros?

El contagio de esta enfermedad es independiente de la raza de perro que tengamos, ya que es un parásito externo (la garrapata) el que contagia la enfermedad. Cuando la garrapata extrae la sangre de un perro infectado adquiere la Ehrlichia Canis en estado de larva o de ninfa y la transmite a otro perro, en forma de ninfa o en estado ya adulto, por medio de la saliva de dicha garrapata. Es decir, la garrapata chupa la sangre de un perro (lobo, zorro o coyote) infestado, adquiere la E. Canis que se encuentra en la sangre del animal, y cuando acude a otro perro para seguir alimentándose, al picarle, le transmite la bacteria por su saliva.

Una vez que la bacteria está en el interior del animal se desplaza a través de la sangre hasta llegar a vísceras importantes como el hígado, el bazo y las meninges  (membranas que cubren el sistema nervioso central).

Las garrapatas son el mero transmisor de la enfermedad.Para que tu perro se infecte de E. Canis , o de otra enfermedad que contagian las garrapatas, es necesario que previamente la garrapata haya chupado la sangre de un perro infectado. Una sola garrapata puede transmitir la enfermedad.

La transfusión de sangre de un perro infectado a uno sano es otra vía de transmisión de la Ehrlichiosis canina.

Ehrlichiosis Canina prevención

¿Como prevenir la ehrlichiosis? Las garrapatas transmisoras de la E. Canis, estos ácaros (son familia de las arañas) es abundante en primavera y verano, lo que implica que en estos meses es cuando hay que tener más cuidado para que nuestro perro no se infecte.

La primera medida para evitar esta infección debiera ser el control de las garrapatas en el entorno del animal y en él mismo. Se trata de eliminar garrapatas y pulgas en casa, para garantizar una higiene adecuada. ¿Cómo? El ácido bórico en insecticidas es eficaz para las larvas de garrapata, y la piretrina para los adultos, son productos que puedes utilizar para desinfectar el habitad del perro, el sitio donde duerma, el suelo, las alfombras etc. Imprescindible mantener limpia la casa, retirando del entorno los posibles escondrijos de las garrapatas como ropas y papeles cercanos a los lugares que frecuenta el perro.

Si detectas una garrapata en tu perro tienes que quitársela con rapidez, en enfermedades transmitidas por este parásito se cree que son necesaria por lo menos 24 horas que esté la garrapata fijada al perro para que pueda transmitir la enfermedad.

Los collares antiparasitarios y las pipetas son útiles para librar a tu perro de estos parásitos.

Ehrlichiosis Canina Tratamiento

¿La Ehrlichiosis canina tiene cura? La respuesta es que sí, con el tratamiento adecuado esta enfermedad se resuelve completamente, las dificultades vienen cuando la enfermedad no se diagnostica pronto y está muy avanzada. La rapidez en el diagnóstico evitará sufrimientos a tu perro y una temprana curación.

  • Ehrlichiosis canina tratamiento curativo: Los casos menos graves el tratamiento de la Ehrlichiosis Canina se realiza con antibióticos durante 3 semanas, y normalmente se cura la enfermedad.
  • En casos graves cuando el perro está muy débil y con anemia es necesario, además del tratamiento antibiótico, la realización de transfusiones de sangre. Tener al animal bien alimentado y en buenas condiciones higiénicas ayudará a su pronta recuperación.
  • Si el tratamiento comienza muy tarde,  la enfermedad está muy avanzada y los daños causados son irreversibles, no se podrá evitar el fallecimiento del perro. Como en todas las enfermedades graves el diagnóstico precoz y el tratamiento inmediato es fundamental para su curación.

Perro con Ehrlichiasis canina asintomático.

No es inhabitual que un perro infectado por la E. Canis pase mucho tiempo asintomático, incluso años, el perro parece que está normal, presenta signos difíciles de apreciar o simplemente una anemia leve. Hasta que un día comienza con distintos síntoma que indican la activación del proceso.El desencadenante de estas situaciones puede ser una bajada de defensas en el animal u otra enfermedad, que hacen que la bacteria se vuelva más activa.

Video de Ehrlichia Canis 

Lee también: