Saltar al contenido
HermanoPerro

CAMBIO DE ALIMENTO EN PERROS – Cómo hacerlo

cambio de comida en perros

Cambio de alimento en perros. Si seguimos una dieta monótona, comiendo siempre lo mismo, nos acabamos aburriendo y comer no cumple una de sus funciones, proporcionarnos satisfacción, placer. Lo mismos les sucede a nuestras mascotas si les damos siempre el mismo alimento, se aburrirán y no comerán con el mismo placer que si les cambiamos con frecuencia su dieta, más aun teniendo en cuenta que ellos no deciden lo que comen, van «a mesa puesta». Cambiar de pienso periódicamente es conveniente, y en este artículo trataremos de ayudarte dándote las pautas que consideramos adecuadas para este proceso.

Cambio de alimento en perros :

Nuestros perros no eligen su alimentación, comen lo que nosotros les damos, y si su alimentación se basa en el pienso, es nuestra responsabilidad el mantener a nuestro amigo contento y saludable, proporcionándole la alimentación más adecuada respecto a  su raza, edad y forma física. Cambiar de pienso periódicamente es la acción correcta para lograr estos objetivos.

Lo primero es elegir correctamente un pienso de calidad para nuestra mascota y cuando decidas cambiar de pienso, el que lo sustituya sea, igualmente, de buena calidad. Nunca cambies a un pienso inferior.

¿Por qué debo hacer un cambio de alimento en perros ?

El primer motivo para hacer un cambio de alimento en perros corresponde a las distintas etapas de la vida del perro. En segundo lugar a los cambios que pueden surgir en los hábitos del animal, enfermedades o situaciones que modifiquen su actividad, por ejemplo que el animal pase de una temporada tranquila a otra de gran actividad si es un perro de caza o un perro de trabajo en determinadas situaciones o épocas del año.

En tercer lugar, es conveniente cambiar de pienso periódicamente (cada seis meses puede ser una opción), para evitar la monotonía de una alimentación demasiado uniforme,  para variar los alimentos, los ingredientes, y proporcionar una alimentación más amplia.

Cambiar de pienso según las etapas de la vida

Las etapas más importantes y definidas en la vida de un perro son: – Etapa adulta. – Estado de preñez. – Lactancia. – Etapa de cachorro. – Etapa senil (abuelito).

  • Etapa adulta: Es la etapa más larga en la vida del perro. Según la raza, esta etapa va desde los 12-18 meses hasta los 7-12 años. Las distintas razas de perros tienen una esperanza de vida mayor o menor en concordancia a su tamaño. Las razas pequeñas son más longevas que las grandes. En esta etapa, la más larga de su vida, los requerimientos nutricionales del perro se mantienen constantes, las variaciones dependerán de los cambios en su actividad o en su salud.

Dos son los cambios de pienso más significativos que debemos contemplar en este periodo, el paso de cachorro a adulto, y el de adulto a veterano. Las variaciones que establezcamos en la dieta en estas dos transiciones las podemos hacer de una forma pausada, poco a poco, no deben ser drásticas, como no lo son los requerimientos nutricionales en ambas situaciones.

Una vez que tengamos elegido el pienso adecuado para comenzar esta larga etapa en la vida del perro, el cambiar de pienso responderá al tercer motivo que hemos expuesto anteriormente, evitar la monotonía y aumentar la oferta alimenticia.

Muy importante la elección del pienso adecuado, que cubra adecuadamente las necesidades nutricionales pero que no aporte una excesiva carga energética, los perros con sobrepeso, y más aun con obesidad, aumentan la  probabilidad de padecer enfermedades que, además, revestirán mayor gravedad y acortarán la vida del animal.

El cambio de alimento en perros cachorros:

  • Etapa de cachorro: Otros dos cambios significativos en la alimentación se producen de nuevo en esta etapa, los que corresponden al paso de lactante a cachorro, y de cachorro a adulto. El segundo ya lo hemos comentado, por lo que vamos a centrarnos en el segundo. Al ser destetado se produce el cambio más drástico e importante en la alimentación del perro en toda su vida. Pasa de alimentarse exclusivamente del alimento más imprescindible y completo para los mamíferos, la leche materna, a alimentarse de un pienso que ni siquiera tiene la posibilidad de elegir. La responsabilidad de la elección de su  correcta nutrición pasa a depender casi exclusivamente de su dueño, de ahí la importancia de la calidad del pienso que proporcionemos a nuestros amigos los perros.

 cambio de alimento en perros

Podemos facilitar al cachorro la transición de la leche materna al pienso si humedecemos con agua el pienso de la madre (el agua para humedecer el pienso es beneficiosa también para la madre, que necesita mayor aporte de agua durante la lactancia). A partir de la 3ª o 4ª semana el cachorro juguetea con el pienso de la madre y comienza aprobar algún bocado, el hecho que esté humedecido lo favorece.

Después de aproximadamente seis semanas el cachorro está preparado para comer alimento sólido, y si ha comenzado a probarlo un poco antes del plato de su madre el cambio de alimentación no presentará problemas.

También nos ayudará a que el cachorro acepte mejor su primer pienso, el humedecerlo con un poco de agua para facilitarle la labor.

Una vez seleccionado el pienso para tu perro después del destete, puedes suministrárselo durante varios meses, 6-8, aumentando progresivamente la cantidad según su ritmo de crecimiento y actividad, después puedes cambiar de pienso, estableciendo la pauta a seguir para su etapa adulta.

Lee también:

Cambio de alimento en perros adultos:

  • Etapa senil (gerente): Los perros comienza a perder vitalidad a distintas edades según las razas, dependiendo fundamentalmente de su tamaño, las razas de perros pequeños son más longevas que las razas más grandes. Esta etapa de la vida se inicia en un intervalo de edad que va de los 6 años de las  razas gigantes a los 12 años de las más pequeñas.

En este periodo, las necesidades energéticas van disminuyendo progresivamente, pero los requerimientos proteicos aumentan hasta en un 50% más que en relación a los adultos jóvenes. La mayoría de los piensos de mantenimiento de calidad ya aportan la cantidad de proteína necesaria para esta etapa, por lo que no es necesario cambiar de pienso por este motivo  mientras el perro esté bien de salud, con disminuir progresivamente las raciones puede ser suficiente. Puedes cambiar de pienso si el que le suministrabas  hasta entonces no cubría los requerimientos de proteínas adecuados a esta etapa de su vida.

  • Estado de preñez: Es importante que la perra no tenga sobrepeso antes y durante su estado de gestación, previniendo así los problemas de concepción  que pueden aparecer si el animal tiene exceso de peso.

Durante las primeras se manas de gestación los requerimientos nutricionales son similares a su estado previo pero, sobre todo en el último trimestre, las necesidades van aumentado progresivamente. Si el pienso que se le suministraba con anterioridad era equilibrado y de calidad, puede ser suficiente para esta etapa, pero también tenemos la opción de cambiar de pienso, sustituyendo el anterior por un pienso más específico para la reproducción y el crecimiento.

Durante la lactancia también aumenta la demanda de alimento y agua de la madre, la ingesta puede estar entre dos y cuatro veces por encima de sus requerimientos habituales.

pienso perros

Cambiar de pienso para variar la dieta y evitar la monotonía

Para evitar que tu perro se aburra de comer siempre lo mismo y, al mismo tiempo, diversificar los nutrientes de su dieta, el cambiar de pienso periódicamente es una buena opción.

Pero a la hora de realizarla, para que tu pero no rechace el nuevo alimento, hay unas pautas que son convenientes seguir. La transición de un pienso a otro es más sencilla si el nuevo alimento es de la mima marca que el anterior, pues seguramente los sabores se parecerán, tu perro aceptará de buen agrado el cambio. Si no es así o el nuevo pienso es de una marca distinta al anterior, siguiendo estos pasos el objetivo estará conseguido:

  • Los 2 primeros días mezclar un 25% del nuevo pienso con el 75% del pienso anterior.
  • Los días 3º y 4º  mezclar un 50% de cada pienso.
  • Los días 5º y 6º un 75% del nuevo pienso mezclado con un 25% del nuevo.
  • El 7º día 100% del nuevo pienso.

Siguiendo estos paso el perro se acostumbrará a su nueva dieta con facilidad.

El cambio de alimento en perros debe de ser siempre al de otro pienso de igual, o mejor, calidad si queremos que nuestra mascota se mantenga sana.

Si el cambiar de pienso obedece a situaciones de mayor o menor actividad en la vida de nuestro amigo, buscaremos igualmente un pienso de calidad que satisfaga las necesidades energéticas y nutricionales de nuestro perro, aunque aumentando o disminuyendo la cantidad de alimento de su pienso habitual puede ser suficiente.

Si el cambiar obedece a una enfermedad que precise una nutrición especial o esté relacionada con su alimentación, lo mejor es dejarse aconsejar por un experto veterinario.

Si el cambio de alimento en perros va a ser hacia una dieta deshidratada, los paso a seguir son similares a los anteriormente  descritos, pero hay que tener en cuenta que a la comida deshidratada hay que añadirle agua para que adquiera su textura y digestibilidad, el perro demandará menos agua que si comiera pienso. Los 2 primeros días el 75% será pienso y el 25% comida deshidratada (previamente hidratada), los dos días siguientes la proporción será al 50%, los días 5º y 6º, proporción al 25% -75%, y el 7º día ya exclusivamente comida deshidratada.

Si vamos a cambiar de pienso a nuestro perro para suministrar un dieta barf u otro tipo de dieta natural, podemos comenzar dándole en una comida pienso (por ejemplo a la mañana), y en la segunda comida del día proporcionarle comida natural. Mantener esta puta durante varios días para acabar dándole solamente comida natural. También podemos intentar mezclar en la misma comida el pienso con lo natural, aumentando progresivamente lo natural frente al pienso.

Sea como sea, cambiemos con mayor o menor frecuencia la dieta de nuestro perro, lo más importante es que lo hagamos con cariño y con los nutrientes adecuados.

El cambio de alimento en perros -¿Te ha resultado útil esta información? Si es así, compártenos en tus redes sociales para ayudarnos a seguir con la web. ¿Vas a cambiar la comida de tu perro? Cuéntanos tu experiencia o tus dudas, mas abajo en los comentarios! ?

Lee también: